Background Color:
 
Background Pattern:
Reset
CAPÍTULO 5: LITURGIA Y SACRAMENTOS

“Contaron de nuevo qué había sucedido en el camino y

cómo habían venido conocerle en romperse del pan.” Lucas 24:35

 

La conversión a Cristo es un proceso de por vida que se debe acompañar en cada etapa por un catechesis vital que conduzca a cristianos en su viaje hacia holiness. El catechesis de por vida debe tomar muchas formas y utilizar una variedad de medios: participación en el Eucharist de domingo y estudio de la liturgia, el estudio y la exploración de Scripture sagrado y las enseñanzas sociales de la iglesia, reflexión en los acontecimientos importantes de la vida teniendo en cuenta la fe cristiana, oportunidades para el rezo, ejercicios espirituales, actos de la caridad que implican self-sacrifice, especialmente hacia ésas en necesidad, y una instrucción teológica y catechetical más formal. Entre estas formas de catechesis de continuación, el homily ocupa una posición privilegiada (NDC, pp. 117-118).

El alcohol santo, en el trabajo en la iglesia, llama a comunidad de believers a la conversión en curso y al discipleship confiado con rezo y la acción. La “conversión a Cristo implica el hacer de una comisión genuina él y a una decisión personal para seguirlo como su discípulo. Con este discipleship, unen a la comunidad de discípulos y se apropia al believer de la fe de la iglesia” (NDC, P. 48). Puesto que el catechesis intenta conducir a personas a una relación más profunda con Cristo se orienta necesariamente al rezo y a la adoración. “Cuando el catechesis es impregnado por un clima del rezo, la asimilación de la vida cristiana entera alcanza su cumbre” (GDC, 85).

En la misión del evangelization, el catechesis y la liturgia se relacionan íntimo. “Catechesis se liga intrínseco al conjunto de actividad litúrgica y sacramental. Catechesis y la liturgia originan en la fe de la iglesia; proclaman el evangelio; llaman a sus oyentes a la conversión a Cristo; inician a believers en la vida de Cristo y de su iglesia; y buscan venir del reino en su plenitud…” (NDC, P. 110).

La liturgia celebra lo que profesa la iglesia y vive. “La liturgia es la cumbre hacia la cual la actividad de la iglesia se dirige; es también el fount de el cual todos sus flujos de energía” (SC, 10). “La vida litúrgica de la iglesia gira alrededor de los sacramentos, con el Eucharist en el de centro” (NDC, P. 113).

Es la tarea del catechesis no sólo preparar individuos y a comunidades para una celebración activa y fructuosa de la liturgia, pero también reflejar en la liturgia. El catechesis sacramental no es simplemente una introducción de una vez a las rúbricas o a la primera recepción de un sacramento, sino que el catechesis sacramental es en curso y se centra en el significado más profundo de las palabras y de las acciones, acentuando cómo las muestras litúrgicas revelan la presencia de Cristo en la iglesia hoy. “Los sacramentos se deben tratar dentro del misterio de Paschal y presentar como los medios por los cuales compartimos en la nueva vida de Cristo con el flujo del alcohol santo. Los sacramentos no son momentos en la vida humana de la cual el dios hace una parte, pero algo las muestras y la realidad de la vida divina de la cual hacemos una parte " (Brom, 8-14-1997).

PRINCIPIOS SACRAMENTALES

Directorio nacional para Catechesis da varios principios fundamentales que se apliquen al catechesis para todos los sacramentos. El directorio estados que catechesis sacramental:

· Es una formación comprensiva y sistemática en la fe, una que integre el conocimiento de la fe con vivir la fe

· Es fundamental Trinitarian y los centros en la iniciación en la vida del dios de Triune

· Vida cristiana de los presentes como viaje de por vida al padre en el hijo y con el alcohol santo

· Es apropiado al nivel de la edad, madurez, y las circunstancias de ésas que eran catechized

· Se piensa para todos los miembros de la comunidad cristiana, ocurre dentro de la comunidad, e implica a comunidad entera de la fe

· Implica a padres en la preparación de sus niños para los sacramentos

· Se integra en un programa catechetical comprensivo

· Focos sobre todo en los símbolos, los rituales, y los rezos contenidos en el rite para cada sacramento

· Permite al believer reflejar en el significado del sacramento recibido poniendo una experiencia en ejecución cuidadosa de mystagogia después de la celebración (NDC, P. 114).

Además, Directorio nacional enumera las pautas específicas para cada sacramento en el cual la dirección de la parroquia deba incorporar en su catechesis y preparación para cada sacramento como sigue:

· Sacramentos de la iniciación - páginas 118-119.

· Catechesis para el bautismo - páginas 121-122.

· Catechesis para la confirmación - páginas 122-123.

· Catechesis para el Eucharist - páginas 124-126.

· Catechesis para la primera recepción del Eucharist - páginas de los niños 127-128.

· Catechesis para el sacramento del Penance y de la reconciliación - páginas 132-134.

· Catechesis para la primera recepción de los niños del sacramento del Penance y de la reconciliación - páginas 135-136.

· Catechesis para el sacramento de untar del enfermo - páginas 137-138.

· Catechesis para el sacramento de las órdenes santas - páginas 140-141.

· Catechesis para el sacramento del matrimonio - páginas 143-145.

EL CATECHUMENATE BAUTISMAL

Como resultado del segundo consejo de Vatican, de la iglesia llamada para la restauración del catechumenate - un proceso definido por varios pasos distintos, de la instrucción conveniente, y de rites sagrados de ser celebrado en los intervalos sucesivos (SC, 64). En 1988 Rite de la iniciación cristiana de adultosera aprobado y asignado por mandato para el uso en las diócesis de los Estados Unidos por la conferencia nacional de obispos católicos y confirmado por el apostólico vea (véase RCIA, P. v).

La restauración del proceso del catechumenal ha traído nuevas vida y vitalidad a la iglesia mientras que las que desean emprender el viaje para abrazar la fe católica son apoyadas y alimentadas por los patrocinadores, los godparents y la comunidad de la parroquia. Los documentos recientes de la iglesia han llamado el Catechumenate bautismal la “inspiración” para todo el catechesis (véase GDC, 90; OHWB, 26. Directorio nacional para Catechesis notas que el proceso del catechumenal es una “mezcla fructuosa de la instrucción y de la formación en la fe; progresa en etapas graduales; revela los rites de la iglesia, los símbolos, y las muestras bíblicas y litúrgicas; e incorpora los catechumens en la comunidad cristiana de la fe y de la adoración” (NDC, P. 116).

Mientras que el catechesis, y la preparación más específicamente sacramental, no deben seguir rígido el proceso del catechumenal, los elementos del viaje, de la reflexión en la palabra del dios, de la experiencia de símbolos, de la celebración de los rites, de la incorporación en la comunidad y de siempre del catechesis si “inspire” todo la programación. “… [T] él catechumenate bautismal proporciona un modelo admirable para el conjunto de los esfuerzos catechetical de la iglesia y acentúa especialmente la necesidad para el catechesis de por vida” (NDC, P. 116).

LA INICIACIÓN CRISTIANA DE ADULTOS



La iniciación cristiana de adultos se celebra en bautismo, la confirmación y el Eucharist. El proceso de la iniciación que sigue Rite de la iniciación cristiana de adultos se considera normativo para todas las personas que son iniciadas en la iglesia y es inclusivo de personas con necesidades especiales y de personas de varios grupos culturales y/o étnicos. Rite de la iniciación cristiana de Adulto-Estudia la edición, referido comúnmente mientras que el “libro blanco” (incluye el Rite, un contorno de cada rite, de las opciones, de los alternativas y de los estatutos nacionales para el Catechumenate) se debe considerar lectura y estudio requeridos para todos los líderes y equipos que trabajan en curso de iniciación cristiana para los adultos y/o los niños.

Política diocesana [Vea Política 410 y Política 411 ] afirma que cada parroquia debe tener en lugar el siguiente del proceso del catechumenal Rite de la iniciación cristiana de adultos. Este proceso debe ser utilizado para todo unbaptized a personas (catechumens) y bautizó a cristianos que están buscando el communion completo con la iglesia católica (candidatos). Puede ser utilizado para bautizado, uncatechized a adultos católicos que se preparan para la confirmación y el Eucharist. Sobre la terminación del proceso del catechumenal los catechumens (los niños y los adultos) se inician completamente en la iglesia católica y reciben los sacramentos del bautismo, de la confirmación y del Eucharist en la Pascua Vigil. Los candidatos reciben los sacramentos de la confirmación y del Eucharist en la Pascua Vigil o cualquier otra hora apropiada. 

LA INICIACIÓN CRISTIANA DE NIÑOS



Es importante observar que no hay Rite separado de la iniciación para los niños, pero algoRite de la iniciación cristiana de adultos se adapta para los niños (RCIA, pinta II). Los niños de la edad catechetical (los catechumens y los candidatos) deben seguir en el proceso entero del catechumenal con adaptaciones para satisfacer su edad y nivel de entender de acuerdo con la ley de Canon (CCL, 852.1, 97.2, 866), los estatutos nacionales para el Catechumenate (véase el estatuto nacional 18) y la política diocesana, [Vea Política 416] cuando bautizan a un niño que ha alcanzado la edad de la razón (alrededor siete años de edad), los sacramentos de la confirmación y del Eucharist deben ser conferidos dentro de la misma celebración. Es decir unbaptized a niños de la edad catechetical debe recibir los tres sacramentos de la iniciación: Bautismo, confirmación y Eucharist en la Pascua Vigil con los más viejos catechumens. Asimismo, cuando reciben a un niño que fue bautizado en otra tradición de la fe y ha alcanzado la edad de la razón en la iglesia católica, el sacramento de la confirmación se confiere antes de la recepción del primer Eucharist. En vista de los niños católicos bautizados como los infantes, pero uncatechized, el obispo reserva la derecha de confirmar a los estos niños con sus pares en la edad quince o dieciséis.

EL PROCESO DE LA INICIACIÓN



Es importante entender que la iniciación cristiana no es un programa, pero algo un proceso de la conversión y del discernimiento que no deba ser apresurado. Este proceso para unbaptized incluye cuatro períodos puntuados por tres rites litúrgicos:

· El período de Evangelization y de Precatechumenate es un período de ninguna cantidad de tiempo fija. Esto es una época para la investigación, la introducción en valores del evangelio, los principios de la fe y un sentido de la iglesia. Estas reuniones informales deben ser año disponible redondo para los que estén investigando sobre la fe (véase RCIA, 42; y estatutos nacionales, 1).

· El Rite de la aceptación marca el principio del catechumenate. La persona expresa su intención de responder a la llamada del dios y de seguir la manera de Cristo, y la iglesia acepta su intención. Este Rite litúrgico se puede celebrar más de una vez en un año litúrgico en que la preparación de investigadores exige. 

· El período del Catechumenate debe ampliar por lo menos un año completo (estatutos nacionales, 6) y la política diocesana. [Vea Política 412]Esto es una época en que catechumen recibe el catechesis conveniente que es gradual y completo; cuando él o ella se convierte al corriente de la manera de la vida cristiana; cuando lo o la asisten en su viaje con los rites litúrgicos convenientes; y cuando catechumen aprende participar en la misión de la iglesia con testigo y servicio. Es durante este período que catechumen se despida suavemente o “amablemente” antes de que la liturgia del Eucharist para “para romper abierto la palabra” (véase RCIA, 75). Catechumen se invita para banquetear en la tabla de la palabra en anticipación del día en que él o ella puede banquetear en la tabla de Eucharistic.

· El Rite de la elección ratifica formalmente la preparación de los catechumen para los sacramentos de la iniciación. Los catechumens, ahora “eligen,” exprese su deseo de recibir los sacramentos de la iniciación y la iglesia acepta su elección de God. En la diócesis de San Diego, los catechumens del adulto deben participar en el Rite combinado de la elección y de la llamada a la conversión de continuación, celebrado generalmente el primer domingo de prestado. El Rite opcional para los niños se celebra en la parroquia. [Vea Política 417]

· El período de la purificación y de la aclaración ocurre durante prestado. El foco de este período está en la purificación, balanceada por el énfasis en la aclaración. Para el elegir, éste es un rato decisivo de la preparación final y de la transformación espiritual que preceden la celebración de la iniciación en la Pascua Vigil. Para la comunidad de la parroquia, prestada es una época de la formación en curso y de la preparación intensa para la renovación de promesas bautismales en Pascua. El rezo, ayunando y almsgiving es los medios por los cuales esta formación y preparación es lograda. Este período no debe centrarse en la instrucción sistemática en teología o práctica católica. Algo, debe adquirir el carácter de un retratamiento del pre-bautismo, puntuado por las celebraciones litúrgicas contorneadas en el Rite. Domingos de los escrutinios, celebrados en el tercero, los cuartos y los quinto en prestado, se significan “curan todo que sea débil, defectuoso, o sinful en los corazones del elegir” (RCIA, 141) y mandarles “gradualmente sobre el misterio del pecado” (RCIA, 143). Puesto que es el elegir unbaptized, ellos no recibe el sacramento de la reconciliación en las celebraciones de la parroquia durante prestado.

· El Rites de la iniciación se integran en la Pascua Vigil e inician normalmente el elegir a través de bautismo, de la confirmación y del Eucharist.

· El período de Postbaptismal Catechesis o de Mystagogy es el tiempo que sigue la celebración de la iniciación en la cual nuevamente haber bautizado o el “neófito” experimenta lo que significa ser completamente una parte de la comunidad cristiana con catechesis en curso y de la reflexión en la experiencia de Pascua. Estatutos nacionales sugiera que este período extienda hasta que el aniversario de la iniciación con por lo menos reuniones mensuales (véase los estatutos nacionales, 24).

Conforme a Rite de la iniciación cristiana de adultos, modificaciones a Rite se utilizan con circunstancias de las personas particularmente: catechumens en los casos excepcionales (RCIA, pinta II, Ch. 2) y las personas que han alcanzado la edad de la razón, si los catechumens o no, que están en el peligro de la muerte pero no están actualmente la muerte (RCIA, pinta. II, Ch 3).

Los rites que se celebran durante el proceso de la iniciación se deben celebrar en el contexto de la asamblea de domingo excepto donde el real Rite indica de otra manera. Estos rites incluyen: el Rite de la aceptación en la orden de Catechumens, los escrutinios, y la celebración de los sacramentos de la iniciación (integrada generalmente en la Pascua Vigil). El Rite de enviar se debe celebrar el domingo antes o en del día del Rite de la elección, la liturgia diocesana celebrada con el obispo.

RECEPCIÓN DE CRISTIANOS BAUTIZADOS EN

COMMUNION COMPLETO DE LA IGLESIA CATÓLICA



El Rite de la recepción de cristianos bautizados en el Communion completo de la iglesia católica es el “rite litúrgico el cual recibe a una persona nacida y bautizada en una comunidad ecclesial separada, según el Rite latino, en el communion completo de la iglesia católica. El rite es así que arreglado que no se requiere ninguna mayor carga que necesaria (véase los actos 15:28) para el establecimiento del communion y de la unidad” (RCIA, 473). 

Las personas que se bautizan en otra tradición de la fe no deben ser tratadas como catechumens. Su formación doctrinal y espiritual se debe discernir sobre una base individual. La formación para el candidato bautizado debe depender del “grado a el cual la persona bautizada ha conducido una vida cristiana dentro de una comunidad de la fe y estado apropiadamente catechized para profundizar su adherencia interna a la iglesia” (los estatutos nacionales, 30). Mientras que puede ser necesario y apropiado que un candidato individual participe en los elementos del proceso del catechumenal, la persona que se bautiza ya no debe participar en los rites previstos para unbaptized. Los candidatos pueden participar en la llamada a la conversión de continuación en una celebración combinada con el Rite de la elección celebrado normalmente el primer domingo de prestado.

Según la política diocesana [Vea Política 419 ] y Estatutos nacionales (Estatutos nacionales, 33), es preferible que celebren a la recepción en el Communion completo a la vez con excepción de la Pascua Vigil. Si, sin embargo, el Rites combinado se celebra en la Pascua Vigil, una distinción clara se debe hacer entre los se estén bautizando que y los que se estén recibiendo en el communion completo o iniciación el terminar (véase los estatutos nacionales, 34). La recepción en el Communion completo puede ser celebrada más que una vez al año dependiendo de la preparación de cada candidato. 

El sacramento de la reconciliación para el candidato del adulto o del niño se debe celebrar antes (y a parte de) del Rite de la recepción en el Communion completo. Los adultos que eran católico bautizado pueden ser confirmados por el pastor en la Pascua Vigil. 

Si hay un razonable dude con respecto a la validez del bautismo del candidato (e.g. si bautizaron a la persona con agua o usar el fórmula de Trinitarian, el etc.) y el bautismo condicional se parece necesarios, él se deben celebrar privado más bien que en la asamblea pública (véase los estatutos nacionales, 37). Las preguntas con respecto a la validez del bautismo, se deben referir el tribunal diocesano. [Vea Pauta 28 : Bautismo condicional ]

Los nombres de las personas que se han recibido en el Communion completo de la iglesia católica se deben registrar en un libro especial, de que son uno diferente de otros registros. [Vea Pauta 29: Coloqúese para ésos recibidos en el Communion completo]

SENSIBILIDAD ECUMÉNICA

Obispo Brom ha publicado las pautas para la sensibilidad ecuménica que se debe seguir por todo el los que trabajen con los candidatos al Communion completo:

1. Solamente si, después de investigación seria, hay duda si bautizaron alguien, o si el bautismo fue conferido válido, se debe el bautismo administrar condicional.

2. En su proceso de la iniciación, Candidatos, ése es los que se han bautizado ya, particularmente los que exhiban un cierto grado de formación cristiana, no se debe colocar en la misma clasificación que Catechumens, es decir, los que no se han bautizado. Sin embargo, por razones pastorales, los candidatos pueden beneficiar de las mismas sesiones ofrecidas a los catechumens en el proceso de la iniciación.

3. Se invita que participen en la liturgia de la palabra y pueden elegir a los candidatos permanecer para el rezo de Eucharistic en la masa, con tal que no reciban el Communion hasta que los inician completamente en la iglesia católica. A sigue habiendo la opción para la masa entera pertenece a los candidatos. Sin embargo, por razones pastorales, los pastores y los catechists pueden desear invitar a candidatos, junto con catechumens, que participen en despido después de que la liturgia de la palabra para continuar rompiéndose abra la palabra.

4. Los candidatos no deben ser referidos como “convertidos.” Solamente los catechumens, después de su bautismo, se consideran ser convertidos a la fe.

(Publicado por obispo Roberto H. Brom, 6/2/1997)

RESOLUCIÓN DE UNIONES ANTERIORES

En la entrevista inicial con las personas que buscan la iniciación o el communion completo, su estado civil necesita ser tratado. Si cualquiera ellos o han casado a su esposo actual previamente, un proceso formal de la anulación puede ser necesario. Las personas en estas circunstancias pueden ser alistadas como a catechumen o candidato solamente después de han sometido sus peticiones de la anulación al tribunal. Estas personas no pueda participe en el Rite de la elección y la llamada a la conversión de continuación (o los sacramentos de la iniciación o de la recepción en el Communion completo) hasta el estado civil anterior de su y/o su esposo ha sido resuelta por el tribunal. Dependiendo de la situación de las personas implicadas, esto puede ser un proceso muy largo y los catechumens o los candidatos no se deben dar esperanza falsa o promesas poco realistas de una resolución rápida. [Vea Política 418]

Una vez que haya una decisión afirmativa (se ha concedido una anulación), si una unión necesita ser convalidated, la validación se debe lograr a la vez antes (y distinto de) de la recepción de los sacramentos de la iniciación o de la recepción en el communion completo.

FORMACIÓN DEL EQUIPO PARA RCIA

Según la política diocesana, [Vea Política 414 ] es la responsabilidad del pastor formar a un equipo para poner el proceso de RCIA en ejecución en el nivel de la parroquia. Este equipo debe reflejar la diversidad de la comunidad de la parroquia y responder a las necesidades catechetical especiales. La oficina para el ministerio de Evangelization y de Catechetical proporciona cursos, talleres, inservices y la consulta a la ayuda en la formación catechetical de los equipos de la parroquia y de la facilitación del proceso de la iniciación. Todos los catechists de RCIA se deben certificar o en curso de obtención de la certificación de California Catechist y deben seguir las políticas diocesanas para los catechists. [Vea Política 230 y Política 231]

Se recomienda fuertemente que esos coordinadores de RCIA o miembros del equipo que son nuevos al proceso de RCIA participan en el curso de la especialización de RCIA o un foro norteamericano en el instituto de Catechumenate. Se anima a los coordinadores y los catechists de RCIA que continúen su formación por atender local/oportunidades de entrenamiento regionales. 

PREPARACIÓN DE PADRES

PARA EL BAUTISMO DE SUS NIÑOS



El bautismo de un infante trae un sentido de la alegría y de la esperanza del futuro a la comunidad entera de la fe. En la preparación de padres y de los godparents para el bautismo de un infante (niño que no ha alcanzado la edad de la razón), la iglesia demuestra su amor y ayuda para los padres así como sus niños. Según la política diocesana, [Vea Política 420] todas las parroquias deben preparar a padres para el bautismo de su niño. La preparación da a iglesia una oportunidad de animar a padres en la formación de su niño y proporciona a padres y los godparents con una oportunidad de examinar su propia espiritualidad, su comisión con Cristo y “de reexaminar el significado del mensaje cristiano en sus el propios viven” (NDC P. 120). El proceso de la preparación debe también asistir a padres en si se asume que su papel como catechists primarios de los niños (véase CCL, 851.2). 

Catechesis para el bautismo se basa en el Rite sí mismo y ayuda a padres en entender el significado del sacramento y de las obligaciones unidos a él. Este tiempo de la preparación presenta un momento que evangeliza para los padres que han estado lejos de la iglesia o los que no se han casado en la iglesia. Cada esfuerzo se debe hacer para asegurarse de que el contacto inicial con la parroquia, el proceso de la entrevista y la preparación bautismal son ocasiones de la recepción, de la invitación y de la hospitalidad para los padres y los godparents. [Vea Política 421 ]

Mientras que la selección de dos godparents es acostumbrada, sólo se requiere uno (varón o hembra). Si se eligen dos godparents, uno debe ser masculino y uno debe ser femenino (véase CCL, 873). Animase a Godparents debe ser católicos completamente iniciados (generalmente sobre la edad de dieciséis) que está viviendo una vida en armonía con la fe católica y se debe que participe en el proceso infantil de la preparación del bautismo si es posible. [Vea Política 423 ] Un cristiano, bautizado en otra tradición de la fe, puede no servir como godparent, pero puede servir como testigo junto con el godparent católico y debe ser registrado por consiguiente (véase CCL, 874.2). 

Los infantes deben ser bautizados dentro de algunas semanas del nacimiento; un infante en el peligro de la muerte debe ser bautizado sin retrasa (véase CCL, 867.1 y 867.2). [Vea Política 422 ] Mientras que no es acostumbrado rechazar bautismo, el sacramento puede ser retrasado si no hay una esperanza fundada que criarán al niño en la religión católica o “no hay aseguramiento que la fe del niño será consolidada” (NDC, P. 121). Los padres deben ser aconsejados de la razón del retrasan (véase CCL, 868.l y 868.2) y “la parroquia debe dar la atención a las familias de estos niños con pastoral excede y evangelization” (NDC, P. 121).

Después del bautismo, es la responsabilidad de los padres criar al niño en la fe y asegurar la educación religiosa formal del niño. [Vea Política 424 ]

Las parroquias deben permanecer en contacto con la familia y deben proporcionar oportunidades de mantenerlas conectadas con la comunidad más grande de la fe.

PREPARACIÓN PARA

PRIMERA RECONCILIACIÓN Y PRIMER EUCHARIST

La preparación para la primera recepción de la reconciliación y Eucharist implica varios aspectos incluyendo catechesis en los sacramentos, generalmente y preparación para la recepción inicial de un sacramento y un catechesis y una formación que profundizan en curso, particularmente. 

Primera reconciliación

Catechesis para los niños antes de su primera recepción del sacramento del Penance y de la reconciliación debe respetar siempre la disposición, la capacidad, la edad, y las circunstancias naturales. Puesto que la familia está implicada íntimo con la formación de la conciencia moral de un niño e integra ordinariamente a niño en las comunidades ecclesial más anchas, los padres deben estar implicados en la preparación de sus niños para este sacramento de modo que puedan afirmar y reforzar la participación frecuente en los sacramentos (NDC, P. 135). [Vea Política 212]

El catechesis Foundational se debe aumentar en años sucesivos. Las personas con inhabilidades de desarrollo pueden ser admitidas a los sacramentos con el catechesis y la preparación adaptados a sus necesidades únicas. [Vea Política 213]

Según la política diocesana [Vea Política 211] el catechesis para la primera reconciliación debe ser distinto y a parte de catechesis para la recepción del primer Eucharist de modo que la identidad de cada sacramento esté clara y de modo que la persona joven sienta facilidad con la celebración del sacramento de la reconciliación. La “preparación para la recepción de este sacramento incluye el conocimiento de la persona de Jesús y el mensaje del evangelio del perdón, conocimiento del pecado y su efecto, y el entender y experiencia del dolor, del perdón y de la conversión” (NDC, P. 135).

En la diócesis de San Diego, es la norma que la primera reconciliación se celebra antes de la recepción del primer Eucharist. [Vea Política 211] Esta política diocesana está de acuerdo con la ley de Canon (CCL, 914; Vea también CCC, 1457). La celebración del sacramento de la reconciliación se debe satisfacer al nivel del desarrollo de la gente joven. Se sugiere que la celebración para los niños está separada de la celebración del adulto de la parroquia.

Primer Eucharist

Catechesis para el sacramento del Eucharist debe ayudar a la persona joven con una comprensión del amor del dios, la importancia de la comida, su participación en el sacrificio de Cristo y los regalos del alcohol santo. Catechesis debe enseñar a los niños que “el Eucharist santo es el cuerpo y la sangre verdaderos de Cristo, y qué aparece ser pan y vino es realmente su cuerpo vivo” (NDC, P. 128) y debe “ayudar a niños a participar activamente y consciente en el total” (NDC, P. 127). Normas para la distribución del Communion santo bajo ambas clases observe que se anima a los “niños que reciban el Communion bajo ambas clases a condición de que los mandan correctamente y que son bastante viejos recibir del chalice” (normas, 47).

No hay longitud del sistema de la época de la preparación para la recepción del Eucharist por primera vez. Directorio nacional para Catechesis notas eso

los padres y el líder o el catechist catechetical de la parroquia, junto con el pastor, son responsables de determinar cuando los niños han logrado la edad de la razón y son listos recibir el primer Communion. Porque la recepción del Eucharist, especialmente por primera vez, es integral a la incorporación completa del niño en la comunidad ecclesial, el pastor tiene una responsabilidad en la determinación de la preparación de cada niño para recibir el primer Communion. Los padres también tienen la derecha y el deber de estar implicado en la preparación de sus niños para el primer Communion (NDC, P. 127). 

No hay edad o grado del sistema para la recepción del Eucharist por las personas que son de desarrollo lisiadas. Pueden ser admitidos al Eucharist si tienen cierta comprensión de la persona de Jesús, pueden distinguir entre el Eucharist y el pan ordinario y demostrar un deseo de recibir el Eucharist. [Vea Política 214]

La preparación del padre para los sacramentos de la reconciliación y del Eucharist proporciona a menudo una oportunidad única de evangelizar y de profundizar la fe de los padres. El catechesis ofrecido a los padres debe ayudarles a crecer en su propia comprensión y aprecio de los sacramentos de la reconciliación y del Eucharist y debe autorizarlos catechize a sus niños más con eficacia. Los padres deben entender la importancia de la rogación con sus niños y de entrenarlos en la práctica de la fe. Los “niños, que participan con su familia en la masa, experimentan el misterio de Eucharistic de una manera inicial y aprenden gradualmente ensamblar con la asamblea litúrgica en rezo” (NDC, P. 126). “Si los niños… participan en la masa con su familia… comenzarán fácilmente a cantar y a rogar en la comunidad litúrgica y tendrán de hecho ya cierta idea inicial del misterio de Eucharistic” (DMC, 10). Las pautas diocesanas requieren a padres ser preparadas para asistir al catechesis de sus niños para los sacramentos, pero dejan la especificación del número de sesiones y de la longitud de las sesiones para los padres a la discreción de la parroquia.

CONFIRMACIÓN



Catechesis para la confirmación debe seguir el patrón recomendado para Rite de la iniciación cristiana de adultos (véase NDC, P. 122) y acentúa que el sacramento perfecciona la tolerancia del bautismo, imprimiendo un carácter indeleble. La confirmación “consolida el conferral bautismal del alcohol santo en ésos confirmado para incorporarlos más firmemente en Cristo, consolidar su enlace con la iglesia, asociarlos más de cerca a la misión de la iglesia, aumento en ellos los regalos del alcohol santo, y ayudarles a testimoniar a la fe cristiana en palabras y hechos” (NDC, P. 123). Las pautas y los materiales de soporte están disponibles de la oficina para el ministerio de la juventud. [Vea Políticas 310-317]

LITURGIAS CON LOS NIÑOS



Muchos programas catechetical incluyen las liturgias especiales para los niños, incluyendo las liturgias de Eucharistic. Los “niños jóvenes no pueden a veces participar completamente en las masas que están preparadas sobre todo para los adultos puesto que pueden dificultad que entienden las palabras, los símbolos, y las acciones del Eucharist” (NDC, P. 129). En las liturgias de Eucharistic del planeamiento para los niños, los directorios enDirectorio de las masas para los niños debe ser adherido.

LITURGIA DEL WORD CON LOS NIÑOS

Además de catechesis sistemático, muchas parroquias proveen de una celebración separada de la liturgia de la palabra los niños durante la liturgia de domingo. Estas celebraciones promueven la participación activa de niños, y proporcionan una oportunidad para que los niños oigan las lecturas proclamadas de Lectionary para las masas con los niños, y refleje personalmente en lo que le enseña el Scriptures sobre la vida diaria. [Vea Pauta 26 : Liturgia de la palabra con los niños ]