Background Color:
 
Background Pattern:
Reset
CAPÍTULO 3: RELACIONES ESENCIALES

“Hagámosle nuestra puntería para trabajar para la paz y para consolidar un otro” Romans 14:19

La llamada a evangelizar y catechize no es el trabajo de un líder de la parroquia, sino es algo un esfuerzo de colaboración llamando para una sociedad entre la diócesis, el clero, la dirección catechetical y del evangelization y la comunidad entera de la parroquia. “Todos los miembros de la comunidad de believers en Jesús Cristo participan en la misión catechetical de la iglesia” (NDC, P. 217). Porque el ministerio por natureza es emparentado, el líder catechetical o del evangelization es uno para quién el mutuality es llave. “La iglesia es el communion de ésos llamados por Cristo para ser sus discípulos. Discipleship es la vocación fundamental en la cual la misión y el ministerio de la iglesia encuentran el significado completo” (A LA DERECHA, P. 19). No puede haber “guardabosques solitarios” cuando viene al ministerio ecclesial. El líder debe fomentar relaciones con otras en el ministerio de la parroquia, con los miembros de la comunidad de la parroquia y con ésos más allá de límites de la parroquia en el deanato, la diócesis, la iglesia más grande. La relación que el líder fomenta con cada encuentro de la persona she/he puede ayudar fácilmente u obstaculiza la misión. La declaración a menudo cotizada “el medio es los anillos del mensaje” verdades.

OBISPO DIOCESANO

La proclamación y la transmisión del evangelio tienen prioridad en el ministerio de cada obispo: “por la energía del alcohol santo, obispos del `han estado los profesores verdaderos y auténticos constituidos” (CD, no. 2 cotizados en el NDC, P. 219). Mientras que el catechesis es la “responsabilidad de la comunidad cristiana entera” y cada cristiano tiene un “deber para testimoniar a la fe” (véase NDC, P. 218), los obispos son, más allá de todos los otros, “los que está sobre todo responsables del catechesis, los catechists por excelencia” (CT, 63). El obispo tiene una responsabilidad específica “de la transmisión de la fe en la iglesia particular confiada a él” (NDC, P. 218). [Vea Pauta 27: El dar en la fe] En su papel como principal catechist de la diócesis, el obispo asume la dirección total del evangelization y el catechesis en su diócesis y establece las estructuras para el diseño y la puesta en práctica de los programas del catechesis y del evangelization que dan en la fe en una manera sistemática y auténtica. Según Directorio nacional, el obispo

· tiene un papel único y autoritario en la enseñanza de la fe a la iglesia confiada a su cuidado

· transmite las enseñanzas de Cristo en su propia predicación y enseñanza

· es responsable de y supervisa la misión catechetical total de la iglesia local

· el ministerio catechetical de las ayudas en la diócesis con personal competente y recursos financieros adecuados

· ve que los libros de textos transmiten la fe católica totalmente y adecuadamente

· publica normas, metas y las prioridades para el catechesis

· se asegura de que los catechists estén preparados adecuadamente para proclamar el evangelio y la mano auténticos en la fe totalmente y exactamente

· integra un plan para el catechesis en el plan pastoral diocesano total (véase NDC, pp. 219, 248-249).

A los profesores ecclesial asiste al obispo al ministerio del catechesis los sacerdotes, los diáconos, los ministros religiosos, de la endecha, los padres, los catechists y.

Obispo Roberto H. Brom es el principal catechist en la diócesis de San Diego y notas en la “unidad en el Communion y la misión, el plan general para la diócesis de San Diego: ”

Nos llaman al COMMUNION y encendido enviada a la MISIÓN. Como gente profética, nos llaman al COMMUNION en la verdad y se envían para enseñar. Nos llaman para ser fieles y para dar en la fe, para conocer a Cristo y para hacerlo conocido, para ser obedientes a la verdad sabiendo y dando en la enseñanza de Cristo y de la iglesia. Esto requiere la colaboración en los ministerios de la palabra: evangelization y catechesis….

Evangelization significa el abrazo del mensaje del evangelio y compartir las buenas noticias de la nueva vida en Cristo….Su propósito es conversión personal mientras que respeta la identidad y la cultura de cada individuo.

Estructuras de Catechesis en la recepción del evangelio. Su objetivo doble es traer la fe inicial a la madurez y a los discípulos verdaderos de la forma de Cristo con un conocimiento más profundo y más sistemático de la persona y del mensaje de Jesús (“plan general, enseñando la misión de la iglesia,” P. 2).



En 2006, obispo Brom estableció las prioridades pastorales para la diócesis de San Diego, en colaboración con el consejo pastoral diocesano, del consejo de Presbyteral y de la curia diocesana. Las prioridades para Evangelization y Catechesis son:

· Los líderes y los miembros de la parroquia están confiados al evangelization como su misión común en el testigo a Cristo y proclamar las buenas noticias de la salvación.

· Se animan a los feligreses se invitan al evangelization en curso con una conversión siempre más profunda y al communion con Jesús y que vivan los valores del evangelio para evangelizar activamente sus ambientes.

· Las parroquias alcanzan hacia fuera a las que no conozcan a Cristo, a los cristianos que buscan el communion completo con la iglesia y a los católicos enajenados e inactivos.

· Dan la bienvenida los recién llegado con gusto en la parroquia.

· Las parroquias tienen una visión claramente de siempre articulada de la formación de la fe a la cual se dé la atención adecuada y se destinan los recursos.

· Las parroquias tienen un plan comprensivo para el catechesis que respeta lengua y diversidad cultural así como necesidades educativas especiales incluyendo

· Preparación sacramental y catechesis sistemático para los niños y juventud incluyendo sus padres,

· La iniciación cristiana de adultos y de niños,

· Estudio de Scripture y experiencias el fe-compartir,

· Formación de la fe del adulto.



· Las parroquias preven la certificación y la renovación en curso de ministros catechetical de acuerdo con políticas diocesanas.

· Las parroquias contratan a directores cualificados del ministerio de Catechetical según políticas diocesanas y pautas.

· Las parroquias tienen comités activos para el evangelization y el catechesis.

· Las escuelas parroquiales son partes integradas de la misión educativa de parroquias y son apoyadas adecuadamente por las parroquias.

· Parroquias sin sus propias escuelas del grado, ayuda de la oferta para sus niños que atienden a escuelas parroquiales en el área.

OFICINA PARA EL MINISTERIO DE EVANGELIZATION Y DE CATECHETICAL

Puesto que las oficinas catechetical tempranas 1900's que son parte de la curia diocesana, fueron establecidas en diócesis a través del mundo como los medios por los cuales los obispos dirigen y moderan las actividades catechetical de la diócesis (véase NDC, P. 250). 

Obispo Brom dirige generalmente el evangelization y el catechesis a través de la oficina diocesana responsable de estas actividades, a saber, de la oficina para Evangelization y el ministerio de Catechetical (OECM). [Vea Web site de OECM para el personal de OECM y el calendario de acontecimientos]

De acuerdo con el plan general y en un alcohol de la colaboración con otras oficinas diocesanas, OECM realiza la “MISIÓN en nombre de el COMMUNION” en las áreas del evangelization y del catechesis.

En armonía con el “plan general diocesano,” las “prioridades pastorales diocesanas” y las funciones de las oficinas diocesanas delineadas en Directorio nacional, la oficina para Evangelization y el ministerio de Catechetical:

· proporciona programas, en-servicios y la consulta de entrenamiento al evangelization y a la dirección catechetical;

· ofrece programas de la certificación, de la formación y de la renovación para los catechists de niveles y de capacidades que varían;

· aconseja los DCM, los coordinadores del programa y la otra dirección del evangelization y catechetical de la política diocesana, de las pautas y de los procedimientos cuáles afectan el su ministerio;

· coordina el Rite diocesano de la elección;

· patrocina talleres, cursos y oportunidades del inservice en las áreas del evangelization y de la iniciación de niños y de adultos;

· proporciona medios y el centro del recurso;

· mantiene una biblioteca de textos recomendados [Vea Ayuda práctica 14: Textos recomendados y Web site de OECM- Botón recomendado de los textos];

· servicios como enlace para la colocación de DCM nuevos y de los coordinadores del programa en parroquias donde hay una necesidad;

· colabora con la dirección de la parroquia para promover y para proporcionar programas catechetical y del evangelization eficaces.

La mayoría de los programas se ofrecen en inglés y en español. 

La oficina para el ministerio de Evangelization y de Catechetical es aconsejada y asistida por la Comisión diocesana para el ministerio de Evangelization y de Catechetical. La Comisión, abarcada de los miembros aprobados por el obispo, refleja las áreas diversas del evangelization y del ministerio catechetical y es sensible al distrito electoral multicultural de la iglesia de San Diego. La Comisión aconseja la oficina en el planeamiento de programas y de acontecimientos; en la dirección necesita y las preocupaciones del evangelization de la parroquia y del ministerio catechetical; en fijar metas, objetivos y estrategias para la oficina para el ministerio de Evangelization y de Catechetical; y en el bosquejo de las políticas, de las pautas y de los procedimientos que afectan el evangelization y el ministerio catechetical. [Vea Pauta 11: Metas de OECM]

PASTORES Y PARROQUIAS

Directorio nacional para Catechesis estados que los “pastores son los colaboradores más cercanos del obispo de asegurarse de que las metas de la misión catechetical diocesana están alcanzadas” (NDC, P. 220). Las normas de la ley de Canon refuerzan el deber serio que los pastores tienen que prever el catechesis de su gente, proporcionar el catechesis conveniente para los sacramentos y después de la recepción de los sacramentos y desarrollar y consolidar la fe de la gente joven y de adultos que usan varios medios (véase CIC, No. 773, 777). Directorio nacional tensiona el papel importante del pastor en catechesis, observando su responsabilidad de asegurar eso:

· Catechesis se acentúa de una manera que proporcione las oportunidades edad-apropiadas para los adultos, la juventud y los niños

· Un plan total de la parroquia para el catechesis se desarrolla y se pone en ejecución en la consulta con el consejo de la parroquia y la dirección catechetical de la parroquia

· Catechesis para los adultos de todas las edades es una prioridad - la formación del adulto debe ser proporcionada de una manera tal que los feligreses la reconocieran como la misión catechetical primaria de la parroquia

· El catechesis de la juventud y de adultos jóvenes se sitúa dentro de un plan comprensivo para el ministerio de la juventud en la parroquia

· Catechists en todos los niveles es bien formado y entrenado para esta tarea

· El catechumenate bautismal es un componente vital en la organización del catechesis en la parroquia

· El catechumenate es un proceso esencial en la parroquia, una que sirva como la inspiración para todo el catechesis (NDC, P. 221).

Generalmente, el pastor se asegura de que las necesidades catechetical de la parroquia estén resueltas a través del director del ministerio de Catechetical (DCM), el líder catechetical de la parroquia que es directamente responsable al pastor. La colaboración y una buena relación de funcionamiento entre el pastor, el DCM y otros ministros de la parroquia son cruciales al éxito de cualquier esfuerzo catechetical en la parroquia. Invitan a los ministros Ordained y puestos “a aprender las habilidades de la colaboración” y “a valorar las ventajas que [colaboración] trae a la vida y al ministerio de la iglesia” (A LA DERECHA, P. 48). El ministerio, el papel, las calidades y las calificaciones del DCM eran profundizados repasado en el capítulo anterior, pero es generalmente la responsabilidad del DCM iniciar, dirigir y mantener la programación catechetical y mantener al pastor bien informado de todo que esté sucediendo, buscando su entrada y aprobación todo de la nueva programación y cualquier cambio importante en la programación existente. En algunas circunstancias, el pastor puede elegir delegar algunas de sus responsabilidades administrativas y del descuido, pero sin embargo, las reuniones regulares entre el pastor y los informes escritos de DCM y mensuales al pastor proporcionarán la información, asegurarán responsabilidad y evitarán malentendidos. Dependiendo de la estructura de la parroquia, el pastor puede satisfacer regularmente con todo el personal implicado en el evangelization y el ministerio catechetical y prever la valoración de funcionamiento periódica, basado en la descripción de las funciones.

Además de asegurar catechesis eficaz (véase NDC, P. 221), el pastor es en última instancia responsables de la administración financiera de programas; para el mantenimiento adecuado de instalaciones; para la disposición de la información requerida para la nómina de pago centralizada, el seguro y las ventajas para el personal; y para el mantenimiento de la responsabilidad pública y el otro seguro para las instalaciones.

Mientras que el catechesis puede y sucede en varios ajustes, la parroquia es en última instancia el ajuste donde la mayoría de la gente recibe la formación sistemática, catechetical; “es el lugar preeminente para el catechesis de adultos, de la juventud y de niños” (NDC, P. 254). La responsabilidad del catechesis no es unilateral. Los “pastores tienen el deber para proporcionar catechesis; los feligreses tienen el deber recíproco a participar adentro y para apoyar las actividades catechetical de la parroquia” (NDC, P. 255).

OTROS MINISTROS DE LA PARROQUIA

El DCM debe trabajar a menudo con la otra parroquia ministro-Asocia a pastor, diáconos, director de escuela, coordinador del ministerio de la juventud, director de los ministerios hispánicos, de los coordinadores de varios programas y/o de varios grupos culturales, del etc. Por ejemplo, el coordinador de RCIA trabajará de cerca con el pastor, el DCM, los miembros del equipo, el director de la liturgia y/o música y el coordinador para Evangelization, etc. En parroquias con una escuela parroquial, DCM y los principales pueden resolver la delineación de algunas responsabilidades del catechesis y de la preparación sacramental. En parroquias con los coordinadores de la enseñanza para adultos, los coordinadores pequeños de la comunidad de la iglesia, los coordinadores elementales, los coordinadores del ministerio de la juventud, el etc., la definición similar y la delineación de responsabilidades debe ser convenido en reconociendo la calificación y la maestría de cada persona. En cada caso, la comunicación abierta, la cooperación y la ayuda mutua es esenciales para fomentar un catechesis que evangeliza.

En todos los casos, las descripciones de las funciones claras para DCM y otros líderes catechetical y del evangelization son cruciales y necesarios al ministerio eficaz y a evitar la confusión y a entenderla mal. [Vea Pautas 1 y 2: Descripciones de las funciones de muestra]

De nuevo, la colaboración, el mutuality y la complementariedad son ingredientes dominantes a responder a la llamada a evangelizar y catechize. “Cuando los participantes, los padres, y el personal ven las empresas educativas mutuamente de apoyo dentro de una parroquia, cada uno beneficia, y el propósito básico de la vida católica, la promoción del reinado del dios, ocurre” (Shaughnessy, P. 38).

PARROQUIA COUNCILS/BOARDS PASTORAL

En algunas parroquias, los consejos pastorales o la educación/los tableros o las comisiones de la educación religiosa pueden aconsejar al pastor en la política para el catechesis y el evangelization. [Vea Política 100] Como empleados pagados de la parroquia, el personal compensado es generalmente miembros no electorales o exes-officio del consejo o del tablero. En algunos casos, los miembros del Consejo pueden no tener maestría en las materias catechetical o del evangelization y así que el director del ministerio de Catechetical si “eduque, motive y permita continuamente a esos miembros de modo que puede ser que participen inteligente en el proceso policy-making” (NCEA, P. 26). El tablero o la Comisión “debe representar la diversidad en edad, capacidad, y las condiciones culturales, raciales, étnicas, sociales, y económicas presentes en la parroquia” (NDC, P. 256).

Mientras que el DCM puede no tener energía de votación en la mayoría de las parroquias, él o ella debe ser reconocido como experto del tablero el “en aspectos prácticos y teóricos de la educación religiosa. Como tal, he/she debe tomar una parte activa en la preparación de agendas y formular declaraciones de política tentativas. … Cuando el cuerpo ha venido a su decisión, [DCM] ayuda cuidadosamente a su puesta en práctica” (NCEA, P. 23). De nuevo, dependiendo de la estructura de la parroquia, la maestría de la otra dirección catechetical y del evangelization debe ser buscada cuando se están decidiendo las preguntas específicas.

PADRES Y FAMILIAS

Pues es los padres que han dado vida a sus niños, en ellos las mentiras la obligación más grave de educar a su familia. Deben por lo tanto ser reconocidos como siendo sobre todo y principalmente responsables de su educación. El papel de padres en la educación es de tal importancia que es casi imposible proporcionar un substituto adecuado. … Está por lo tanto sobretodo en la familia cristiana, inspirada por la tolerancia y la responsabilidad del sacramento del matrimonio, que los niños deben ser enseñados a saber y dios de la adoración y a amar a su vecino, de acuerdo con la fe cuál él ha recibido en la infancia más temprana en el sacramento del bautismo (GE, 3).

Es esencial que cada programa catechetical de la parroquia para los niños toma en la consideración el papel de padres como educadores primarios de sus niños e implica a padres en la formación catechetical de sus niños. Los padres forman valores y creencia foundational de los principios más tempranos de la vida. Son “los agentes más influyentes del catechesis para sus niños” y “catechize sobre todo por el testigo de sus vidas cristianas y por su amor para la fe” (NDC, P. 234). Algunos padres pueden necesitar ser animado o aún ser hecho enterados de la importancia de su llamada y necesitarán ayuda en satisfacer su papel. Los padres necesitan saber eso “su participación en la vida de la parroquia - sobretodo en el Eucharist de domingo - su buena voluntad de evangelizar y de servir otras, y su esmero al rezo diario demuestra la autenticidad de su profesión de la fe” (NDC, P. 234). Los programas de la formación de la fe del adulto que se desarrollan especialmente para ayudar a padres en su papel como educadores primarios, programas en significativo o los “momentos enseñables” en las vidas de sus niños y los programas del catechesis para la comunidad entera son algunas maneras que el director del ministerio de Catechetical puede asistir a padres y viajan las familias en su fe.

La actividad catechetical de la familia tiene un carácter especial, que está en un sentido irreemplazable. Este carácter especial ha sido tensionado derecho por la iglesia, particularmente por el segundo consejo de Vatican. La educación en la fe por los padres, que deben comenzar de la edad más blanda de los niños, se está dando ya cuando los miembros de una ayuda de la familia a crecer en la fe a través del testigo de sus vidas cristianas, un testigo que está a menudo sin palabras pero que persevera a través de una vida cotidiana vivieron de acuerdo con el evangelio. Este catechesis es más incisivo cuando, en el curso de acontecimientos de la familia (tales como la recepción de los sacramentos, de la celebración de grandes banquetes litúrgicos, del nacimiento de un niño, de una pérdida) el cuidado se toma para explicar en el hogar el contenido cristiano o religioso de estos acontecimientos. Pero ése no es bastante: Los padres cristianos deben esforzarse seguir y repetir, dentro del ajuste de la vida de familia, la enseñanza más metódica recibida a otra parte. … El catechesis de la familia por lo tanto precede, acompaña y enriquece el resto de las formas del catechesis (CT, 68).

Los programas catechetical de la parroquia apoyan, aumentan y complementan la vida religiosa de la familia. Dado las relativamente pocas horas del contacto con los niños a que incluso los programas catechetical más altamente desarrollados y más sistemáticos proporcionan, la responsabilidad entera de la formación catechetical no puede y no se debe colocar en el programa de la parroquia. La formación catechetical de la gente joven es una empresa de colaboración donde los padres, los catechists y la comunidad de la parroquia comparten la responsabilidad de catechizing. Los padres tienen una derecha de contar con que los catechists asistan a sus niños a su formación en la fe católica que tienen una comisión profunda a Jesús Cristo y un amor fuerte para la iglesia evidenciada por un deseo catechize dentro de la tradición católica. El DCM y los catechists deben esforzarse entender la cultura y el fondo étnico de las familias con quienes están trabajando y deben intentar trabajar dentro del marco cultural para enriquecer el nivel de la implicación del catechesis y del padre.

Las oportunidades se deben proporcionar para los padres a la reunión del DCM y de los catechists en un alcohol de la comunicación abierta, a las sesiones de la visión y a los materiales, para recibir la formación en habilidades parenting y la preparación del padre para los sacramentos. Los padres pueden ser mantenidos al corriente qué está sucediendo en programas con Web pages, boletines de noticias, calendarios y reuniones del padre. Los padres deben ser hechos enterados de la dirección del programa, de políticas de la parroquia y de procedimientos a través de un manual del padre enviado hogar al principio de cada año. [Vea Pauta 12: Artículos a incluir en manual del padre]

Los padres tienen una responsabilidad de seguir las políticas y los procedimientos de la parroquia para el catechesis.

Los programas del hogar basaron Catechesis o enseñar del hogar

En esos casos donde las familias eligen proporcionar el catechesis sistemático para sus propios niños en el ajuste casero, esas familias no deben ser aisladas sino deben entender que “son parte del esfuerzo catechetical total de la parroquia” (NDC, P. 259). Los padres que están haciendo catechesis hogar-basado deben proporcionar un catechesis que sea “completo y auténtico” y adhiera “a todas las pautas para los catechists según lo contorneado por el obispo diocesano” (NDC, P. 259). Los padres deben notificar el pastor y/o el DCM de esta decisión y deben seguir políticas diocesanas y las pautas para el hogar que enseña en la religión. [Vea Política 201]

Catechesis en circunstancias especiales

En una era cuando muchas estructuras de la familia están cambiando, es importante que el DCM acerque a cada situación de la familia con sensibilidad. Es a veces deseo de una familia para que sus niños reciban los sacramentos que pueden proporcionar un “momento que evangeliza” para curativo, entender y dar la bienvenida de nuevo a la iglesia. El DCM es a menudo el primer ministro de la iglesia que una familia que lastima encuentra.

Si hay las necesidades o las circunstancias especiales que afectarán la formación religiosa de sus niños, los padres deben proporcionar la información apropiada al coordinador de DCM o del programa. El DCM se debe aconsejar si los estudiantes tienen una inhabilidad o una limitación física, son en la medicación, o son reacciones o asimientos alérgicos propensos, etc. [Vea Pauta 14: Artículos para la forma de registro]

Si hay una situación que implica a un padre no-de la custodia, el DCM debe ser notificado quién tiene permiso de tomar a un niño de un programa. Los padres deben ser aconsejados de los tiempos antes y después que programan cuando se proporciona la supervisión.

Preocupaciones de seguridad

Los padres tienen una derecha de contar con que mantengan a sus niños un ambiente seguro y seguro mientras que participan en programas de la parroquia. Es obligatorio que los DCM y otros líderes responsables de menores de edad mantienen los procedimientos que preven la supervisión siempre por el personal confiado en. [Vea Pauta 15: Procedimientos de seguridad]

Un plan de la seguridad de tráfico debe ser desarrollado y los padres deben saber dónde y cuándo es seguro caer apagado y tomar a estudiantes.

El DCM debe asegurar que los catechists y los estudiantes participan en taladros del fuego y del terremoto; y que los catechists están enterados de procedimientos utilizar en el caso de emergencias médicas u otras. [Vea Pauta 16: Amenazas de ProceduresBomb de la emergencia/del terremoto/del fuego] Todos los estudiantes deben ser cubiertos bajo programa del accidente combinado/del seguro médico en efecto en la diócesis. Las personas que transportan a estudiantes para las actividades de la parroquia deben conformarse con políticas diocesanas y pautas. Si dañan a un estudiante en las premisas de la parroquia, una forma de la divulgación de accidente debe ser acciones que detallan terminadas tomadas para responder a la emergencia. [Vea Política 110, Política 111, Política 112 y Política 113] [Vea Pautas 18-20: Formas] Toda la dirección catechetical y del evangelization que conduce programas en instalaciones de la parroquia debe tener acceso a los números de teléfono de emergencia y estar al corriente de planes de emergencia.

Divulgación asignada por mandato del abuso de niño sospechado

Cada DCM debe estar al corriente de requisitos de divulgación del estado y de la política diocesana referente la divulgación del abuso sexual sospechado. DCM, empleados por la parroquia, están enterados del abuso de niño de California que divulga ley y deben firmar un refrán de la declaración que entienden que son reporteros asignados por mandato del abuso de niño. Catechists que sospecha que la salud de un niño o el bienestar física o mental se puede afectar al contrario por el abuso o la negligencia la divulgará al DCM que la divulgará directamente a los servicios protectores del niño. [Vea Política 120 y Política 121] [veaPauta 21 y Pauta 22: Formas del conocimiento]

Medidas disciplinarias

En todos los programas catechetical de la parroquia, cualquier medida disciplinaria usada para los estudiantes debe reflejar sensibilidad, sensibilidad y caridad del cristiano. Los procedimientos disciplinarios deben seguir pautas diocesanas. Bajo ningunas circunstancias el castigo corporal será utilizado para disciplinar a un estudiante. [Vea Pauta 23: Pautas de la disciplina]

Amenazas del estudiante

Cualesquiera y todas las amenazas del estudiante del daño al uno mismo o de otros serán tomados seriamente y quienquiera oye que tal amenaza debe divulgarlo al DCM, al coordinador o al catechist inmediatamente. Catechists debe divulgar amenazas al DCM o al coordinador que seguirán el procedimiento diocesano para ocuparse de amenazas. [Vea Pauta 17: Amenazas del estudiante]

Expedientes del estudiante

Es la responsabilidad del DCM mantener expedientes exactos y permanentes del estudiante de la atención y la recepción de sacramentos. Estos expedientes se mantienen un archivo confidencial y son la característica de la parroquia. El DCM no debe lanzar nombres y direcciones de estudiantes. [Vea Política 240] [Vea Pauta 24: Tarjeta del expediente de la permanente de la muestra]

Catechesis en un Environme seguroNT

En cualquier programa de la educación religiosa, una atmósfera de la recepción, la confianza y la seguridad deben ser fomentadas y ser animadas. Es un comentario triste en nuestras épocas que se han levantado los incidentes del abuso de niño estos últimos años y que en algunos casos ese abuso ha sucedido dentro del ajuste de la iglesia. En un esfuerzo de responder al abuso de menores de edad del clero y del otro personal de la iglesia, la conferencia de Estados Unidos de los obispos católicos publicados La promesa de proteger, promete para curar - la carta para la protección de niños y de la gente joven. Con esta carta, los obispos tensionan su “comisión profunda con crear un ambiente seguro dentro de la iglesia para los niños y la juventud” (la promesa, P. 3). Esta carta contornea los pasos prácticos y pastorales para prevenir el abuso sexual de menores de edad en el ajuste de la iglesia y reafirma comisión a obispos' “que pastorales continuos exceden para reparar la abertura con los que han sufrido abuso sexual y con toda la gente de la iglesia” (la promesa, P. 6).

La diócesis de San Diego, en la conformación con Carta, ha publicado la política en programas seguros del ambiente, que indica que cada parroquia y escuela católica en la diócesis deben poner un programa seguro del ambiente en ejecución. Como parte de este programa seguro del ambiente

· defienden y reconocen a los adultos que trabajan con los niños o la gente joven sobre una base regular en la escritura que entienden y seguirán el código diocesano de los estándares éticos para la iglesia ministran;

· entrenan a los padres, a los educadores, a los ministros de la iglesia, a los voluntarios y otros que están implicados regularmente con los menores de edad en las aplicaciones el abuso de niño, incluyendo abuso sexual;

· los niños y la gente joven reciben el entrenamiento en curso con la educación apropiada de la edad referente a su seguridad personal y con la dirección en cuanto a cuando deben buscar ayuda de un adulto confiado en. Los asuntos son introducidos de maneras apropiadas de la edad por los profesores y los catechists y los padres reciben los materiales para asistirles en realizar este proceso de la educación.

[Vea Administración diocesana de la política14, 22, 23 y 24]

CATECHISTS Y OTROS WHO SIRVEN EN PROGRAMAS DEL MINISTERIO DE EVANGELIZATION Y DE CATECHETICAL

Catechists y otras personas no-compensadas que sirven en programas del evangelization y del ministerio catechetical son los recursos más preciosos para la parroquia catechetical y los programas del evangelization. Con las tareas que se extienden de llamadas telefónicas periódicas y mecanografiando, a enseñar o a conducir sesiones o la coordinación semanales de programas enteros, las contribuciones de las que sirvan en catechetical y los programas del evangelization son tan significativos que estos programas no podrían funcionar sin su esmero y generosidad. 

En Catechesi Tradendae, Papa John Paul II animó catechists:

Estoy impaciente por darle a gracias en el nombre de la iglesia, a profesores de la endecha del catechesis en las parroquias, a los hombres y a las mujeres más numerosas del alambique a través del mundo, que se están dedicando a la educación religiosa de muchas generaciones. Su trabajo… se realiza con celo ardiente y abundante, y es una forma eminente del apostolado de la endecha, una forma que sea particularmente importante donde para los varios niños de las razones y la gente joven no reciba el entrenamiento religioso conveniente en el hogar. ¡Cuántos de nosotros han recibido de la gente como usted nuestras primeras nociones del catechism y de nuestra preparación para el sacramento del penance, para nuestro primer communion y confirmación! La cuarta Asamblea General del sínodo no se olvidó de usted. Ensamblo con él en animarle a que continúe su colaboración para la vida de la iglesia (CT, 66).

Reclutamiento, formación y afirmación

El director del ministerio de Catechetical o del coordinador del programa es responsable de, y ve como las tareas esenciales, el reclutamiento, la investigación, la formación, el crecimiento en curso, la evaluación y reconocimiento de los ministros incontables, la mayor parte de no-se compensan quién, que están implicadas en programas catechetical y del evangelization. Los líderes de Catechetical y del evangelization entienden la necesidad de autorizar constantemente a la gente del dios para aceptar su llamada bautismal para enseñar y para evangelizar. Animan y consolidan esa llamada y evitan tanto cuanto sea posible cualquier impresión que su servicio esté tomado para concedido. El líder eficaz motiva y consolida la fe que ha traído a personas numerosas a este servicio. Un capítulo entero de este manual se dedica a la formación, a la certificación y a la renovación de catechists.

Sin una duda muchas personas que responden a la llamada al ministro pues los catechists son personas muy altamente motivadas de la fe. Sirven fuera de un sentido de la comisión a Jesús Cristo y un deseo de tener una influencia positiva en otras. Muchas personas responden cuando oyen hablar de una necesidad o cuando una invitación personal es extendida. Los líderes de Catechetical y del evangelization buscan a personas para los varios programas con la invitación y la comunicación personales con respecto a necesidades, siempre intentando emparejar los regalos y los talentos de la persona con la posición o la tarea. De acuerdo con la política diocesana se aseguran de que defiendan a todos los adultos que trabajan con los niños o la gente joven sobre una base regular y se conforman con políticas seguras diocesanas del ambiente. [Vea Administración diocesana 14 de la política, 22,23 y 24]

Es la responsabilidad de la parroquia prever la formación y el entrenamiento de los catechists del personal (compensado y no-compensado) especialmente, asegurándose de que están bien equipados hacer la tarea. Se sugiere fuertemente que dos adultos estén presentes en cada sesión para la gente joven. Puesto que muchas personas que trabajan con los menores de edad no tienen experiencia profesional, es muy importante que reciben la dirección en los intervalos regulares para prever seguridad y las medidas disciplinarias para la gente joven en sus programas.

Se espera que los directores y el personal mantengan todo el equipo orden de funcionamiento y rindan áreas utilizadas por la gente joven tan libremente de peligros como es humano posible, en armonía con los estándares de la gente razonable. Así, los directores de la educación religiosa y de los ministros de la juventud deben tomar un acercamiento ofensivo con respecto a la eliminación de peligros. Todas las actividades deben ser supervisadas cuidadosamente. Todo el personal, pagado y voluntario, debe recibir la orientación y la instrucción cuidadosas y en curso. El director razonable de la educación religiosa… supervisa a personal. El supervisor que practica la prevención constantemente esforzándose eliminar riesgos previsibles evitará lesión costosa del pleito y del participante (Shaughnessy, P. 24).

La comisión de la parroquia con las que sirvan en catechesis deban también incluir una comisión financiera para la formación y la disposición en curso de los recursos necesarios, materiales y provee necesario para poner programas en ejecución. 

Comunicación con los ministros de Evangelization y de Catechetical

El coordinador de DCM/Program tiene la responsabilidad de aconsejar catechists de todas las políticas diocesanas, las pautas y los procedimientos cuál afecta su área particular del servicio. Las reuniones al principio del año y de las sesiones en servicio en curso a través del año proporcionan oportunidades excelentes no sólo para la comunicación, pero también para compartir de ideas y de recursos creativos para las clases o las sesiones. Un manual del catechist asistirá a personal catechetical en el su ministerio y lo hará enterado de políticas, de pautas y de procedimientos de la parroquia. [VeaPauta 13: Artículos a incluir en el manual de Catechist] Además del DCM, otros coordinadores del programa tienen responsabilidad similar a las personas que desempen'an servicios en sus programas respectivos: por ejemplo, el coordinador de RCIA sería responsable de formar el equipo y a patrocinadores de RCIA; el coordinador de Evangelization puede entrenar a las personas que hacen el visitation casero. 

El DCM tiene responsabilidades adicionales en vista de la supervisión de catechists. Ella o él debe supervisar todos los catechists y debe resolver con el catechist que sigue la supervisión para afirmar fuerzas y para hacer recomendaciones y las sugerencias para la mejora. El DCM debe mantener la certificación del catechist de la parroquia y la renovación registra cuál es la característica de la parroquia.

[Vea Política 240]

Para todos los propósitos prácticos los DCM, el coordinador del programa y otros líderes catechetical y del evangelization son el puente de comunicaciones entre la oficina diocesana y sus catechists, los padres, los equipos y otros adultos que están desempen'ando servicios en sus programas respectivos. El líder eficaz desarrolla puentes de comunicaciones para aconsejar a su distrito electoral no sólo de políticas y los procedimientos cuál afecta el su ministerio, pero también de los acontecimientos diocesanos próximos para la formación, la educación y la renovación.